Terapia individual

Home / Especialidades / Terapia individual

Los conflictos internos de cada persona tanto emocionales, como aquellos producidos por distintos desórdenes de comportamiento y otros motivos, se solucionan eficazmente con la terapia individual.

Beneficios de la terapia
Es la mejor herramienta para entender el proceso interno emocional que produce un conflicto y permite descubrir la solución con la ayuda del psicoterapeuta. Con la psicoterapia psicoanalítica se consigue una óptima calidad de vida y se toman decisiones a partir de cambios personales. Se basa en la ayuda directa al paciente por medio del profesional que escucha, analiza y trabaja enseñando a recuperarse a partir de sí mismo, a la persona que acude a la consulta.

Objetivos de la terapia
Se trabaja con objetivos claros para fomentar el desarrollo de la libertad intima del paciente y se activa el crecimiento interior del paciente, para conseguir un estado general de bienestar. La terapia individual es ideal en todas las personas, que buscan solucionar el malestar que producen emociones y situaciones negativas partiendo del conocimiento personal. Descubriendo todas sus posibilidades el individuo comprende el origen de su problema, adquiere seguridad y enfrenta mejor las actividades de su vida diaria, así como sus relaciones interpersonales. Algunos de los logros que se alcanzan, son:

  • Disminuir el sufrimiento cuando se elaboran el mal estar a partir del paciente, alcanzando paz y libertad interior.
  • Superar situaciones dolorosas o experiencias pasadas, que condicionan la vida de la persona.
  • Fortalecer y aumentar la confianza, autoestima y valoración personal.
  • Tomar decisiones con total seguridad a nivel personal.
  • Controlar adecuadamente las emociones como fobias, miedos, dolor, angustia, tristeza, etc.
  • Incrementar la capacidad de asimilar las emociones, sentimiento de libertad, etc.
  • Promover el crecimiento interior del paciente.
  • Resolver situaciones traumáticas que no permiten vivir plenamente, con la terapia individual.
  • Organizar los encuentros y relaciones interpersonales cotidianas con éxito.
  • Superar barreras personales incrementando las actitudes positivas, como la autoestima.

Fomentando todos estos puntos que pueden producir el malestar en el paciente, las opciones de cambio se plantean en el ámbito familiar, social, personal, laboral, académico o vocacional, etc. El psicoterapeuta propicia un entorno favorable, para expresar los distintos sentimientos y emociones que se trabajan en la terapia individual. Conscientemente el paciente aprende a disfrutar de las sensaciones del mundo que lo rodea, interactuando en sus relaciones con libertad. Este proceso se reserva a las personas que padecen y sufren diversas situaciones, aportando los mejores recursos para una vida plena y feliz.