PREGUNTAS FRECUENTES EN NEUROFEEDBACK

PREGUNTAS FRECUENTES EN NEUROFEEDBACK

CENTRO PIONERO EN OFRECER TERAPIA MEDIANTE NEUROFEEDBACK

¿UTILIZANDO NEUROFEEDBACK SE INTRODUCE ELECTRICIDAD EN EL CEREBRO?

  1. Los sensores únicamente registran la actividad cerebral debajo del cuero cabelludo. Es una técnica utilizada ampliamente en la medicina, ya que, en realidad, se está realizando un electroencefalograma. Estas mediciones se envían a un ordenador que las procesa y separa en las distintas ondas cerebrales de interés terapéutico. El ordenador proporciona información al usuario sobre su propia actividad cerebral de forma visual y auditiva. Es el cerebro el que con esta información realiza el resto del proceso.

¿A PARTIR DE QUE EDAD FUNCIONA EL NEUROFEEDBACK?

Funciona con niños a partir de los seis años de edad. Algunos clínicos incluso lo aplican con niños de dos o tres años, aunque esto suele ser una excepción.

¿PUEDE TENER EFECTOS SECUNDARIOS O EXISTIR PELIGROS?

Son extremadamente infrecuentes. No se conocen efectos secundarios en el largo plazo. En los pocos casos que se presentan en el corto plazo, son temporales y suelen desaparecer al cabo de poco tiempo o mediante el ajuste de los parámetros de entrenamiento.

¿CÓMO PUEDE EL CEREBRO APRENDER POR SI MISMO?

El cerebro humano tiene su propio sistema de aprendizaje, apoyado en las consecuencias de los actos y en los resultados de sus ejecuciones para, en base a esos resultados ir modificando la ejecución. Una de las cosas que el cerebro puede aprender es la regulación directa de su propio funcionamiento. Con los sensores de Neurofeedback le proporcionamos al cerebro esa información, de forma que puede observar los resultados y adaptar la ejecución para aprender a regular su funcionamiento.

¿CUÁNTO DURA UNA SESION DE NEUROFEEDBACK?

El tiempo de entrenamiento oscila entre los 20 y los 30 minutos de duración. A este tiempo de entrenamiento hay que añadir el tiempo de preparación, de revisión de sesiones anteriores, las instrucciones… por lo que cada sesión de Neurofeedback se suele alargar hasta la hora completa.

¿CUÁNTAS SESIONES SON NECESARIAS?

Habitualmente se necesitan entre 30 y 40 sesiones para que el cerebro pueda adquirir la habilidad de autorregulación y se consolide. Sin embargo, a veces pueden ser necesarias menos (por ejemplo en algunos casos de migrañas), y en trastornos más severos pueden requerirse algunas más. El número de sesiones dependerá de cada persona, del trastorno tratado y su severidad.

¿CON QUÉ FRECUENCIA HAN DE SER LAS SESIONES?

Cuanta mayor sea la frecuencia, más rápidas serán las mejoras. Es recomendable empezar con dos sesiones semanales especialmente al principio.

¿LOS EFECTOS DE NEUROFEEDBACK SON DURADEROS?

 

Los efectos son duraderos en el caso de las situaciones que involucran una desregulación del cerebro. Neurofeedback es un proceso gradual de aprendizaje, que trae como consecuencia mayor regulación cerebral. Una vez el cerebro aprende a autoregularse y consolida esta habilidad continua utilizándola y por ende la refuerza.

Cuando se trata de una condición degenerativa, tal como el Parkinson o la demencia, o cuando estamos trabajando en contra de desafíos continuos al sistema, como podría ser el caso del autismo, el entrenamiento debe continuar en algún nivel a lo largo del tiempo.

 

¿EL NEUROFEEDBACK Y LA MEDICACIÓN HACEN LO MISMO?

No. La medicación suele funcionar inmediatamente o casi inmediatamente, debido a su carácter químico, por lo que son muy útiles a corto plazo, aunque la permanencia de los efectos está ligada al mantenimiento de la terapia y suelen generar efectos secundarios. La aproximación terapéutica de Neurofeedback no es inmediata, pero sus efectos permanecen después de acabar el entrenamiento al haber “enseñado al cerebro”. Además, al impactar en circuitos neuronales específicos, los efectos secundarios son más raros.

 

¿CUÁNDO SE EMPIEZAN A NOTAR LOS EFECTOS?

Depende. Al igual que con el resto de entrenamientos a los que sometemos al cuerpo humano, los efectos no tienen por qué ser inmediatos. Sin embargo, es habitual que desde las primeras sesiones puedan observarse algunos efectos ligeros, sobre nuestra energía, sueño, etc.

¿PUEDO ELIMINAR LA MEDICACIÓN SI USO NEUROFEEDBACK?

Cualquier cambio en la medicación debe ser consultado previamente con el médico… No obstante, es posible que los medicamentos que están apuntando a la función cerebral puedan dejar de necesitarse o se requiera disminuir las dosis, a medida que el cerebro adquiere la capacidad de autorregularse más eficientemente

¿EL NEUROFEEDBACK Y LA PSICOTERAPIA SON LO MISMO?

No. En ambos tratamientos es la propia persona la que genera los cambios responsables de la mejoría. Actualmente se sabe que la psicoterapia también provoca efectos en el cerebro a largo plazo, sin embargo en Neurofeedback se trabaja directamente sobre redes neuronales específicas y los efectos se pueden observar directamente. Además, el Neurofeedback puede ser útil en casos en los que la psicoterapia tradicional no está dando los resultados deseados, con los trastornos para los que la psicoterapia puede tener mayores dificultades (TDAH, tics, síndrome de la Tourette, trastornos del espectro autista) así como complementar los efectos de la psicoterapia.

¿ESTÁ COMPROBADO CIENTÍFICAMENTE EL NEUROFEEDBACK?

Hay muchas publicaciones que tratan acerca de la eficacia del Neurofeedback y de los patrones electroencefalográficos de los distintos trastornos psicológicos y neurológicos. En febrero de 2014, la Academia Americana de Pediatría reconoció la terapia con Neurofeedback como tratamiento eficaz y específico para el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

EN QUÉ CONDICIONES ES ÚTIL NEUROFEEDBACK?

 

Neurofeedback abarca problemas de desregulación cerebral para desarrollar una función cerebral óptima e incluye mejorías en el desempeño a nivel mental, control emocional, y regulación fisiológica. Algunas de las condiciones específicas que abarca son:

 

  • Estrés, ansiedad y depresión, perturbaciones emocionales
  • Insomnio y  trastornos del sueño
  • Déficit de atención, memoria y concentración, dificultades de aprendizaje, hiperactividad, y problemas de conducta y socialización
  • Profesionales, estudiantes, deportistas y artistas que quieren optimizar su desempeño
  • Migrañas, convulsiones, secuelas de trauma craneoencefálico y accidentes cerebrales
  • Trastornos del desarrollo como espectro del autismo y parálisis cerebral
  • Enfermedades degenerativas
  • Asma, colon irritable, fibromialgia y enfermedades autoinmunes